La Real Hermandad de Jesús Divino Obrero y la Cofradía del Ecce Homo de Santa Marina del Rey celebraron este domingo un Día de Convivencia en la localidad leonesa para estrechar lazos entre ambas penitenciales.

La jornada comenzó con una Eucaristía en el templo parroquial, donde se dio la bienvenida a los Hermanos de Jesús Divino Obrero desplazados hasta la localidad, y donde pudieron conocer de cerca el patrimonio de la penitencial anfitriona.

Posteriormente, los participantes degustaron una paella popular en la zona deportiva de la localidad. Al término de la misma, la abadesa del Ecce Homo de Santa Marina del Rey, Alba Santos, hizo entrega a la abadesa-presidenta de Jesús Divino Obrero, María Teresa Liébana, de un obsequio en recuerdo de este Día de Convivencia.

DESCARGAR NOTA DE PPRENSA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Menú