El tradicional magosto que la Real Hermandad de Jesús Divino Obrero celebra cada año con la llegada del frío a la ciudad repartió ayer casi 300 paquetes de castañas entre todo aquel que se acercó tras la Eucaristía de las 20.00 horas a la Iglesia Parroquial de Jesús Divino Obrero.

Pequeños y mayores, fieles de la parroquia, Hermanos y miembros de otras cofradías de León pudieron degustar las castañas de esta temporada así como adquirir enseres y recuerdos de la Real Hermandad o participaciones para el Sorteo de Navidad. Jesús Divino Obrero repite número este año y jugará el 37.341.

Tras el magosto, la Real Hermandad se vuelca ya con los preparativos de los actos que celebrará de cara a las próximas fechas navideñas.

DESCARGAR NOTA DE PRENSA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Menú